14.8.07

Adiós a las armas (2)*


Los autobuses de Bogotá son de los más seguros del mundo, porque ¿qué propietario de una pistola no atiende a razones cuando le prohíben viajar armado?

* Secuela de "Adiós a las armas".

7 comentarios:

Nata dijo...

Me encantan las prohibiciones visuales. Gracias a su caracter conciso y naïf, generan mil y una intrepretaciones. Si yo me subo a un autobús boliviano, me quedará muy claro que no puedo acceder a su interior y sentarme tan ricamente cerca de la ventanilla con un revólver del 45. Pero... una duda invadirá mi espíritu: ¿tendría que haber pagado billete por mi Winchester? ;)

al dijo...

Bueno, el texto dice "viaje sin armas", así que supongo que tu Winchester de lunares no se libra. ;-)

El autobús es colombiano, por cierto.

Nata dijo...

Vaya, leí Bolivia en vez de Bogotá, lo que deja claro que tampoco le prestaría atención al cartel. Así que mi Winchester se libra.;)

al dijo...

Bueno, tengo que reconocer que en la foto no se lee demasiado bien el texto. Pero diré en mi descargo que los autobuses bogotanos, aunque segurísimos, no son el sitio más indicado para sacar el trípode de la cámara.

ariadna dijo...

ni nada que tenga un disparador automático...

James Joyce dijo...

Yo particularmente siempre viajo con 3 recortadas y no entiendo que me lo prohiban. Para qué voy a hacerles caso? Quién tiene más razón, ellos o yo que tengo armas?

Saludos Al

al dijo...

La razón es un concepto relativo. De hecho, puede designar a un periódico muy de derechas o muy de izquierdas, según el país.

Saludos.