15.7.07

Titulitis

Hace unos años leí en algún sitio que, del mismo modo que en publicidad a los diseñadores gráficos se los llama directores de arte, a los redactores habría que llamarlos directores de literatura.

La propuesta no llegó a cuajar, afortunadamente.

8 comentarios:

Nata dijo...

Pues a mí me parece buena idea, Al, así todos seríamos directores de algo. Ya no habría, por ejemplo, cajeras de supermercado, sino directoras de cobro.

al dijo...

Me recuerda a un libro de Bukowski, cuando al protagonista le ofrecen un trabajo de "responsable de sanidad pública" (o algo así), y resulta ser de barrendero.

James Joyce dijo...

Otro de los males de esta sociedad. Ya no hay camioneros sino transportistas, ni chachas (asistentas del hogar), ni camareros (algunos se proclaman hosteleros!)...

al dijo...

Ni secretarias (assistants), ni azafatas (tripulantes de cabina de pasajeros). Hasta los presidentes de las empresas ahora prefieren llamarse CEOs.

quim dijo...

Propongo que a los directores de orquesta se les llame batuteros.

color lili dijo...

Si total ! En francès tambien!!!
por ejemplo, tenemos a "technicien de surface" (que consiste en limpiar cualquier superficie).

al dijo...

Debe de ser un fenómeno universal, mezcla de la fiebre por lo políticamente correcto con un corporativismo obsesivo.

Aquí, hace uno o dos años, Javier Marías usó en un artículo la palabra carcelero y los "funcionarios de prisiones" le saltaron al cuello (en sentido figurado).

al dijo...

O quizás eran "funcionarios de instituciones penitenciarias", ahora no me acuerdo.