30.8.06

Burriquín

Hay un spot que no entiendo. Concretamente, uno de una hamburguesa con queso que tiene "muy mala leche". Imagino que se trata de un doble sentido. De hecho, el primer sentido resulta evidente: el anuncio está protagonizado por una hamburguesa que parece poseída por el Michael Douglas de Un día de furia.

El segundo sentido es el que no acabo de ver. La mala leche en cuestión ¿hace referencia a un beneficio racional de la hamburguesa? ¿Al queso, quizás? En tal caso, ¿puede hacerse buen queso a partir de una mala leche? O, si no es así, ¿puede hacerse una buena hamburguesa de queso con un mal queso? Y una pregunta más: ¿cómo sería el anuncio de una comida para perros con "malas pulgas"?

2 comentarios:

ariadna dijo...

yo pensé lo mismo. Lo peor es que en el bodegón final del anuncio se ve la hamburguesa y tiene queso... no puedo evitar pensar que el queso está malo, podrido, agrio, cualquier cosa.
no entiendo la publicidad. será que me estoy haciendo mayor?

al dijo...

Yo creo que es la publicidad la que no nos entiende a nosotros.