20.9.06

Onomancia

Que uno de los hombres más acaudalados de España se llame Botín parece la plasmación en la realidad de un tebeo de Ibáñez.

Que el hombre que ha heredado la alcaldía de Barcelona se llame Hereu (heredero, en catalán) también parece la plasmación de algo. Aunque no sé de qué.

3 comentarios:

ninfomana dijo...

Es como llamarse Ramos y que tu familia tenga una floristería.

Estamos todos predestinados.
Como el polaco de l'Hereu, que sale mañana en "Polònia".

al dijo...

Ya no la tiene.

Hereu sale en todas partes. Hasta en el blog de Calamaro.

al dijo...

Otro: Pakman, director de eMusic.