14.3.10

El primer post colaborativo


Dicen que hay millones de parados en España, en Europa, en el mundo. Es mentira: no están parados, están trabajando gratis. Desde hace un tiempo, todos somos empleados de gasolineras, restaurantes, tiendas de muebles y demás autoservicios. (Hasta la Fnac dispone de cajas de autoventa donde nos podemos vender a nosotros mismos los libros y discos que nos compramos a nosotros mismos y que luego empaquetamos para regalarnos a nosotros mismos.)

Pero esto sólo fue el principio. Porque entonces llegó la Internet dos punto cero y, con ella, el invento de la década, del siglo, del milenio: el contenido generado por los propios usuarios. Mark Zuckerberg, Tom Anderson, Jimmy Wales y Biz Stone (hasta hace poco yo creía que Biz Stone era un robot, como Mailer Daemon) se están forrando gracias al trabajo de millones de personas que lo hacen gratis.

Y ahora viene lo mejor, la palabra mágica. El adjetivo del millón de dólares. La etiqueta capaz de atraernos a todos y atarnos en las tinieblas. Me estoy refiriendo a colaborativo. A simple vista, parece un término insustancial; tiene tan poca sustancia, de hecho, que ni siquiera figura en el diccionario. Y, sin embargo, es una palabra (no me cansaré de repetirlo) mágica. Porque, no importa las veces que se utilice, siempre parecerá que la acabamos de inventar.

Basten unos ejemplos para entenderlo:

“La primera novela colaborativa” (despuesdegoogle, 3/2/2007)

“Nació el primer spot colaborativo-aditivo” (LatinSpots.com, 30/9/2008)

“Han creado la primera película colaborativa del mundo” (Taringa!, 15/7/2009)

“Un premio sobre la primera novela colaborativa inspirada en un videojuego” (Papel en blanco, 1/8/2009)

“Cineasta chilena quiere hacer la primera película 'colaborativa' en Internet”. (Emol, 1/2/2010)

“[…] Patterson contará con una ayuda especial: la de 28 escritores más que participarán con él en la primera novela colaborativa escrita desde Internet.” (Enlaces del día, 19/2/2010)

Pasaba por allí podría ser el primer libro colaborativo de Facebook” (Yorokobu, 22/2/2010)

Todos los ejemplos llevan implícito el mismo mensaje: "¡Pero qué originales y qué modernos son!" Y también: "Parece mentira que no se le haya ocurrido a nadie antes."

En efecto: parece mentira porque es mentira. Esto ya se le ocurrió hace bastante tiempo a un muchacho que tenía que encalar una valla.

Tom le entregó la brocha con gesto de mala gana, pero con el corazón alegre. Y mientras el ex vapor Gran Missouri trabajaba y sudaba bajo el sol, sentado a la sombra, sobre un barril, balanceaba las piernas, masticaba la manzana y planeaba el degüello de otros inocentes. No le faltaba personal; por allí pasaban muchachos a cada rato; venían a burlarse, pero se quedaban a encalar la valla. Antes de que Ben se agotara, ya había vendido Tom el turno siguiente a Billy Fisher por una cometa en buenas condiciones, y cuando éste se cansó, Johny Miller compró los derechos a cambio de una rata muerta y un bramante para llevarla colgada… y así sucesivamente, hora tras hora.

MARK TWAIN
Las aventuras de Tom Sawyer


Damas y caballeros, con todos ustedes, ¡la primera valla colaborativa!

Por cierto, ¿hay alguna película que no sea colaborativa? ¿Y algún spot?

7 comentarios:

ariadna dijo...

¿sabes qué me pasa? me es muy difícil comentar algo en tu blog sin que sea una redundancia, tus posts ya lo dicen todo... pero todo sea por colaborar, ahí va un comentario :)

al dijo...

A mí lo que me cuesta es comentar los comentarios sin repetirme: ¡gracias!

josé miguel dijo...

No quiero reiterarme, pero suscribo lo dicho por ariadna.

martingarri dijo...

Pues yo sí quiero reiterarme.

Y os suscribo a todos!

PD: la falta de comentarios no significa q no sea un muy buen post ;)

al dijo...

José Miguel, Martingarri: ¡Gracias! ¡Gracias!

La verdad es que no me gustaría estar en la piel de Iniesta: cuelga una foto en Facebook y le llueven 2.689 comentarios. ¿Los responderá todos?

Palomares dijo...

Yo iba a comentar y me ha salido un mensaje de error. Que notificara el error al servicio de asistencia de Blogger. Que describiera lo que estaba haciendo (no se especificaba que diga qué llevaba puesto). Que les diga este código: bX-rg2aa2.

Me ha parecido demasiada colaboración, para un comentario sin más que iba a hacer.

P.S. El primer anuncio creado por los telespectadores... de esta semana...

al dijo...

Pues ya es mala suerte. A los que mandan spam seguro que nunca les sale un mensaje de error.

Parafraseando a MMLB: el primer galgo colaborativo es un dromedario.